27 agosto, 2012

Mon dieu!! Mon amour!!




PARTE 1. La química del amor.





He aquí aquel post que prometí cuando os hable de aquellos hombres que no piensan lo que dicen, la explicación científica al amor.



El amor es mi tema favorito, soy de aquellas personas que aún creen que es lo que mueve el mundo, y no el dinero. Me gusta tanto que cuando me di cuenta llevaba quince días escribiendo, así que decidí  dividirlo en partes para no hacer un post eterno... Aún así, mi poca capacidad de síntesis no me ha permitido hacerlo más escueto, mis disculpas.






A esta primera parte (la que os puede resultar tan aburrida como enriquecedora) la llamaremos, la química del amor, y es que el amor no es como una religión, una especie de Dios en el que se cree o se deja de creer, el amor tiene su parte de ciencia, así es, y lo siento por los románticos de manual y por todos aquellos que creen que el amor no existe.

Hablemos para empezar del proceso amoroso y luego ya vemos cuánto dura el amor.

Hay quien sostiene que enamorarse de verdad es un proceso lento, que no existe el amor a primera vista, bla, bla, bla... Pues Stephanie Ortigue, profesora de psicología y profesora ayudante de neurología en la escuela de Artes y Ciencias en la Universidad de Syracuse, entre muchos otros psicólogos, realizó un estudio llamado "The neuroimagen of Love" (la imagen neurológica del amor) y en él, afirma que enamorarse puede costar una quinta parte de un segundo y que en este proceso están involucrados el corazón y el cerebro.
"Por ejemplo, la activación de algunas partes del cerebro puede generar estímulos en el corazón, mariposas en el estómago”.
"Algunos de los síntomas que se sienten como si fueran una manifestación del corazón, a veces pueden proceder del cerebro".
"Cuando una persona se enamora, 12 áreas del cerebro funcionan juntas para enviar sustancias químicas que inducen la euforia, como la dopamina, la adrenalina, la oxitocina y la vasopresión."
"El amor también tiene impacto en varias funciones cognitivas como la representación mental y la imagen corporal", por eso quien se enamora ve a su amad@ de una forma que no lo ven los demás.

Otros investigadores han averiguado que cuando uno está enamorado, los niveles de la sangre del factor de crecimiento nervioso también aumentan, y esto representa, de hecho, la molécula detrás de la química social en los seres humanos, la que es responsable del "amor a primera vista".
Por lo tanto, Ortigue afirma:

"estos resultados confirman que el amor tiene una base científica".

Para quien tenga alguna duda respecto o quiera saber más sobre los distintos tipos de amor, como el amor de una madre y el amor pasional puede ver los resultados del estudio publicados en Journal of Sexual Medicine.

Por lo tanto, como veis, existen pruebas de que el amor, el enamoramiento, es el resultado de una serie de combinaciones de sustancias químicas que se producen en el cerebro y que se distribuyen a través del sistema circulatorio y nervioso, produciendo respuestas biológicas, psíquicas e incluso espirituales, como afirma también la Dra. Beatriz Literat, médica Sexóloga Clínica y Ginecóloga, quien en una entrevista para Pro-Salud News afirmó que estos procesos pueden explicar si el amor se puede mantener o la razón por la que se puede ir extinguiendo al pasar el tiempo...

Y aquí llegamos a mi parte favorita de mi tema favorito.

Cuánto dura el amor??

Pues depende de cada uno, no existe una regla universal que diga que el amor dura tres meses y después todo es costumbre, cariño o un llámalo X.
Sustancias como la oxitocina, la testosterona y la dopamina, claves en el enamoramiento, necesitan un estímulo sensorial constante para permanecer en el organismo, sino, al paso de los meses terminan diluyéndose en la sangre, por lo tanto, lo único que necesitamos es encontrar a la persona adecuada, capaz de mantener esos niveles.

Una persona puede enamorarse de otra conociendo sólo lo que tiene a la vista, sin tomar en cuenta los aspectos que conforman una personalidad; es decir, de un cuerpazo, unos ojazos, una cara bonita, o que puede no serlo tanto pero a esa persona le gustan, le resultan tremendamente atrayentes... O no es el físico, sino una personalidad que va a resultar no ser la verdadera… Si con el tiempo se desencantan de la relación, porque conoce a la persona que verdaderamente hay detrás y resulta que no le gusta, deja de emitir mensajes y sensaciones que ocurren a nivel hormonal y que se consolidan en su conducta, para dar paso a la separación, o a los cuernos, eso también depende de cada uno.
En cambio, “cuando la relación avanza en todos los aspectos, cuando se logra apreciar y apegarse a la mayor parte de los aspectos del otro y se obtiene una gratificante reciprocidad, estamos frente a una segunda etapa en la cual hay que mantener lo que se logró" (y el amor es lo que da las ganas de mantenerlo).
"Esto es que el enamoramiento inicial, puesto a prueba por las acciones en el tiempo, vaya adquiriendo mayor fuerza".

“En el siguiente paso, gracias a la química neuronal, se sentirán sensaciones como seguridad, tranquilidad, confianza y autoestima. Las endorfinas sexuales de la pasión y la ternura lograrán que el apego aumente, lo que creará un vínculo de reiteración de conductas que nutrirán la relación y la reforzarán”.

El último eslabón del proceso del enamoramiento es cuando llegan los componentes racionales, donde ya se puede hablar de un amor maduro, según la especialista, y es que aquí encontramos el que para mi, es el gran problema de la mayoría de la gente, la madurez del amor, ligada, según mi opinión, a la madurez emocional que yo creo que tanto les cuesta alcanzar a muchos y foco de la mala fama que tiene el amor en los últimos años, pero esto ya lo dejo para otro momento porque no tiene desperdicio y el tema merece una entrada enterita para él solo, me voy a poner morada.

Qué tengáis un amoroso día!! ;-)

(Con información de pro-salud.com)