18 septiembre, 2012

Disfraces, prostitutas y diademas fálicas


Desde las bacanales en honor a Baco, las despedidas de solter@ ya no son lo que eran... Empezando por que antiguamente estas fiestas eran exclusivamente para mujeres y ahora son ellos los mayores protagonistas celebrando este tipo de eventos, sobretodo porque, en la mayoría de los casos, se lo montan bastante mejor que nosotras y siguiendo porque han perdido todo su sentido original.

Según mi madre, que era una mujer que como todas las madres sabía infinidad de cosas y siempre tenía razón, las despedidas de soltero tienen su origen en la Edad Media, cuando un hombre alemán, de condición humilde quiso casarse con su amada y el padre de ésta no se lo permitió por considerarlo de una clase inferior a su hija.
El padre de la chica se negó a entregar "la dote"  a la novia, motivo por el cual no podían casarse aunque quisieran desafiar su voluntad de modo que, los amigos de ambos se unieron para aportar todo aquello que la pareja necesitara para poder contraer matrimonio y llevar a cabo su vida juntos.

Lo que en un tiempo surgió como una necesidad para ayudar a una pareja que no contaba con la aprobación y ayuda de los padres "degeneró" en una fiesta organizada por amigas y familiares de la futura esposa con el fin de "despedir su vida de soltera" y después pasó a ser celebrada también por los hombres.

Conforme ha ido pasando el tiempo, lo que originariamente era solo una fiesta para ayudar a los novios a comenzar su vida juntos, hoy en día parece más una celebración empeñada en destruirla  y  más que celebrar el fin de la soltería parecen celebrar el fin de la vida misma, sobre todo ellos, y quizá por eso se lo montan bastante mejor que nosotras, porque viven ese día como si fuera el último de su vida, nosotras, hasta hace unos años, en la mayoría de los casos nos limitábamos a ponernos diademas fálicas y a comer tarta con forma de pollón caribeño. 

Hoy en día y gracias a la primera mujer que se quitó los genitales masculinos de la cabeza para liarse la manta, nuestras despedidas parece ser que han evolucionado y ahora utilizamos más ese día como una mera excusa para juntarnos con todas las amigas que han pasado alguna vez por nuestra vida, rendir homenaje a la novia y regalarle cosas para mantener el deseo sexual como el picardías o el body con liguero y juguetitos sexuales por si lo anterior no funciona y tiene que hacerse "un apaño". 

De las despedidas de ellos, no siendo prostituta ni estriper, entenderéis que no haya ido a ninguna, así que poco puedo decir a parte de lo que os he dicho ya, que no celebran el fin de su soltería, parecen celebrar el fin de su vida y a lo mejor tienen algo de culpa en esto cierto tipo de mujeres que creen que el matrimonio las hace dueñas y señoras de sus maridos en todos los sentidos, y cierto tipo de hombres que lo permiten.

Por último y tras una larga conversación con un amigo de la infancia que recientemente se ha quedado con el traje en la percha a causa de su despedida de soltero, y he aquí el motivo de mi post de hoy (más que porque ayer estuve de despedida de soltera), solo puedo decir dos cosas:

1. Amigo, jódete.
2. Chicas, sigamos haciendo que nuestras despedidas evolucionen hacia las fiestas "joljorrio" entre amigas y abandonemos del todo el "horterismo de bolera".

Buenas tardes.